dolor anal

Dolor anal



La proctalgia, conocida más comúnmente como dolor anal, puede ser uno de los más intensos y peores dolores a los que puede hacer frente una persona. De hecho, se han recogido algunos casos donde el dolor era tan insoportable que muchas personas se han suicidado. Y es que en algunos casos es muy difícil realizar un tratamiento adecuado.

dolor anal

Entre las principales causas que pueden provocar el dolor anal se encuentran:

  • Fisura del recto: También llamado como fisura de ano, puede darse en cualquier edad, aunque lo más común es que sea en bebés en épocas de lactancia. En el caso de los adultos, suele darse más en personas estreñidas o con hemorroides. Se produce en la mucosa del ano un desgarro, que al expulsar las heces desgarra la mucosa y parte del esfínter anal.
  • Una mala alimentación: El comer habitualmente alimentos con especias muy picantes o que contengan mucha fibra, le puede acabar provocando serios fuertes anales una vez que haya ido al baño a evacuar.
  • Cáncer de ano: No es muy frecuente pero puede tener un cáncer de ano si siente un fuerte dolor en esa parte. Entre los principales síntomas se encuentra la fisura del recto, sangre en las heces y un fuerte dolor al sentarse.
  • Hemorroides: Los vasos sanguíneos alrededor del ano se hinchan, lo que produce un fuerte dolor en la zona del recto. Es más común en mujeres embarazadas, aunque también bastante común en personas que tienen más de 50 años.
  • Proctodinia: Llamado por norma general dolor en el rector, y suele ser lo último en tenerse en cuenta cuando se están realizando diagnósticos en los pacientes, porque primero se busca descartar, sobre todo, un posible cáncer los hemorroides.
  • Absceso rectal: Suele estar causado por una infección bacteriana que se acumula en la zona del ano. Puede estar ubicado justo en la abertura del recto o en la parte interior. Puede causar enrojecimiento, dolor e hinchazón, además de fiebre. Las personas diabéticas, con la enfermedad de Crohn o de edad avanzada suelen ser propensas a ello.
  • Úlcera: Puede estar padeciendo una úlcera y eso le produzca un fuerte dolor anal. En estos casos, encesitará un tratamiento severo por parte de su médico.
  • Fístula: Puede ser raro, pero una fístula también puede producir un fuerte dolor anal. Una fístula es la unión entre dos órganos internos. Produce incontinencia fecal, fiebre y dermatitis. En el caso de las mujeres también produce secreción vaginal.
  • Transmisión sexual: Tanto en el caso de un hombre y una mujer, como entre dos hombres, el practicar sexo anal sin ninguna protección, o realizando una buena higiene del recto antes de practicar esta clase de actividad sexual, puede acabar provocando una enfermedad sexual.
  • Prolapso rectal: Consiste en una protrusión del recto a través del ano, y que suele provocar que las heces tengan sangre o mucosidad.
  • Colitis: Si tienes un fuerte dolor anal puede deberse a que estás padeciendo una colitis, que es una inflamación del colón. Entre otros síntomas, puedes padecer diarrea, dolor abdominal y heces con sangre.
  • Prostatitis: Los hombres de más de 40 años pueden sufrir en cualquier momento prostatitis, por lo que es buena idea hacerse algunos chequeos de vez en cuando. De no hacerlo, sentirás un fuerte dolor en el abdomen y dolor anal hasta que la próstata se desinflame. Y de no pillarlo a tiempo, puedes acabar padeciendo cáncer de próstata.
  • Apendicitis: El sufrir un dolor en la zona del apéndice no es el único síntoma que te puede indicar que estás padeciendo una apendicitis. También puede serlo el sentir un fuerte dolor en el recto, ya que tu sistema digestivo no está asimilando bien los alimentos.
  • Golpe o caída: Suele ser la principal razón de sufrir un dolor rectal. Es posible que no se haya dado cuenta de que se ha dado un golpe. Si se ha caído sobre los glúteos, eso puede producir una fisura en la parte del recto. Durante unos días sentirá fuertes dolores en el trasero.
  • Diarrea: Un síntoma como la diarrea puede ser la principal causa de tu dolor anal. Si es una diarrea severa, cada vez que vayas al baño notarás un fuerte dolor, sobre todo al levantarte hasta que te sientes.
  • Un papel higiénico de mala calidad: Puede parecer que no, pero lo cierto es que utilizar un papel higiénico muy rugoso o que raspe es una de las principales causas de dolor anal, puesto que poco a poco va raspando el tejido que rodea el ano y produce el dolor.

dolor anal

Cuando estén padeciendo de dolor rectal, sufrirás de algunos síntomas que te pueden causar mucho dolor si no acudes al médico cuanto antes para que se ocupe de realizar un diagnóstico y encontrar así la causa.

  • Hemorragia: Es un síntoma muy grande. Si vas al baño y detectas que tus heces están rojizas o al limpiarte encuentras sangre en el papel, significa que puedes tener una seria fisura en el recto o puede deberse a algún otro problema en la zona rectal.
  • Ardor: El ardor generalmente se debe a una irritación o una inflamación, pero también puede ser un síntoma importante para determinar cuál es la causa de tu dolor anal.
  • Dolor: No tienes solo porque sentir dolor en la zona del recto, también es posible que lo sientas en los glúteos, el abdomen…. Puesto que tu recto está conectado con tu aparato digestivo, el dolor anal puede acabar siendo un síntoma de que estás padeciendo algún problema digestivo.
  • Hemorroides: No te extrañe que el dolor anal se deba a las hemorroides, pero que te pueden aparecer y ser un síntoma de otra enfermedad del aparato digestivo.
  • Absceso rectal: Uno de los síntomas más característicos del dolor anal. Ya que ha sido causado por una bacteria, puede ser esta la principal causa de tu dolor o ser un síntoma de otro problema.
  • Estreñimiento: El no ir al baño, o hacerlo poco, también te puede producir un fuerte dolor rectal, puesto que las heces serán mucho más duras y pueden producir fisuras en el ano. Sin embargo, el estreñimiento también puede ser un síntoma de que algo no funciona bien en tu aparato digestivo.

dolor anal

Aparte de los medicamentos recomendados por el médico, lo cierto es que el dolor anal puede ser tratado con una serie de remedios naturales.

  • Infusión de avena de trigo y caléndula: Acuda a un herbolario y adquiera salvaod de trigo y flores de caléndula. Caliente una cucharada de cada uno de los productos en un litro de agua por cinco minutos y luego lo retiras del fuego, tapado. Deje resposar por 15 minutos y realice un baño de asiento en este preparación.
  • Algodón: Coja un poco de algodón, lo enrolla, y lo sitúa en la zona donde le duela, para evitar que se humedezca la zona y aumente el calor.
  • Agua caliente: Sin lugar a dudas el realizar dos o tres veces al día baños de asiento es lo mejor para disminuir el dolor anal, puesto que relaja los músculos del esfínter del ano y reducirá los síntomas. Es perfecto, sobre todo, si tiene alguna fisura anal.
  • Petrolato: Cuando vaya a expulsar las heces al baño, sitúe un trocito de petrolato para que el excremento pueda salir sin causar ningún daño. Tras haberse limpiado, aplicar un poco de polvos de talco.
  • Ortiga blanca: Tres veces al día, o al menos dos veces, tomar a diario una infusión preparado con este producto. Bastará con calentar una taza de agua, poner dos cucharadas de ortiga blanda, y dejar templar. Tomar durante 15 días.
  • Homeopátia: Hay quien confía en los remedios homeopáticos para tratar el dolor anal, utilizando chamomilla, que ayuda a que las fisuras anales sanen, o la ratania, que alivia la quemazón que puede sentir en el ano tras ir al baño.
  • Combinado de malva, tomillo y menta: Llenar la bañera con unos 2 litros de agua, más o menos, y agregar 100 gr. de malva, tomillo y menta. Remover bien y dejar por unos 5 minutos. Realiza un baño de asiento dos veces al día con este combinado.
  • Infusión de corteza desmenuzada: Calienta solo una taza de agua y vierte este preparado. Remueve, tapa la taza durante cinco minutos y bebe el preparado tres veces al día.
  • Infusión de flores de encima: Solo tienes que calentar un poco de agua, lo suficiente para llenar una taza, verter una cucharadita y dejar templar para ver tres veces al día, durante una semana, este preparado.
  • Combinado de corteza de encina, raíz de tomentila y flores de manzanilla: Sin lugar a dudas un remedio muy poderoso. Llena la bañera y agrega unos 100 gr. de cada uno de los ingredientes para darte un baño de asiento por unos 20 minutos. Saldrás d ela bañera mucho mejor.
  • Arcilla y queso blanco: Según algunas creencias populares, envolvieron arcilla y queso blanco en un paño, y situándolo en el recto, podéis reducir el dolor de ano
  • Frío: Envuelve hielo en un paño o mójalo en agría fría, para situarlo en la zona del recto para que desaparezca el ardor.
  • Tintura de árnica diluida: En agua fría diluye tintura de árnica diluida y luego remoja unas gasas en este preparado, para situarlo en la zona del recto.
  • Combinado de endrino, centaura menor y salvia: Calentar una taza de agua y verter una cucharada de cada ingrediente. Remover bien y dejar templar. Tomar dos tazas diarias de este preparado.
  • Hojas secas y flores de melioto: Tras calentar una taza de agua, vierte una cucharada de cada producto y toma dos tazas diarias.

Por norma general, el dolor anal producido por una diarrea o una fisura puede desaparecer en pocos días, por lo que no sería necesario acudir al médico para que le realice una valoración. Sin embargo, si nota mucosa en las heces o están ensangrentadas, no dude en ningún momento en acudir rápidamente a su médico para que detecte la causa del dolor anal.